Los primeros amigos van en un cajoncito especial

Los primeros amigos

Los primeros amigos van en un cajoncito especial. Y si no que se lo pregunten a mi Bichilla, que hoy llamó ya varias veces a su querida amiga Mía.

Ella no se da cuenta, no es consciente, de que su gran amiga sigue en Etiopía, allá, en Adís Abeba, a dos aviones de distancia o una llamada por ordenador. Así que de nuevo coge el teléfono, de apenas un pulgar de tamaño, y le llama, como si estuviera a la vuelta de la esquina, llena de ilusión, simulando que habla con ella y que luego el teléfono se colgó.

Ella es su primera gran amiga. Tuvo más, cuando vivíamos en Kenia. A penas llegaba a los 17 meses cuando nos fuimos, y de ellos no sé cuánto se acuerda. Así que Mía es con quien todo comparte y quien le acompaña en sus andanzas, está sin estar. Su gran amiga.

Cuando somos niños, los primeros amigos van en un cajoncito especial que guardamos bajo precinto sellado en algún lugar cerquita de nuestro corazón, y ahí nos acompañan toda la vida, a pesar de su desaparición por la distancia, por una riña, por un cambio de cole o por una separación.

Así es, así somos, así son los niños, y así es el niño que llevamos dentro: sin capas, sin espadas, sin filtro, sin caparazón. Todo nos llega directo al interior.

¡Felicidades Mía!

Rumbo: volvemos a casa

Volvemos a casaHace mucho que no escribo por aquí, casi 5 meses desde la última entrada. Lo siento, debí avisar, no se deja así a la gente, a la espera. Pero los días pasaban, uno tras otro, y no me di ni cuenta. Andaba ocupada: estaba criando a mi pequeño bebé. Y ahora vuelvo a comenzar, lo retomo, ha llegado el momento, ¡volvemos a casa! Continue reading

Soy madre y soy mujer

Soy madre y soy mujerResulta curioso cómo una ve su vida antes de ser madre, y cómo se remueve nuestro interior después de serlo. Es como si, de repente, nos reconstruyéramos, y las piecitas de las que estamos hechas, se cambiaran, montando un puzle diferente.

Los planes, los valores, los cimientos de una vida, cambian y, si una se deja, si una puede, los sentimientos te llevan por una corriente distinta a la planeada.

Nunca pensé en dejar mi carrera profesional por mis hijos. Ni para bien, ni para mal, simplemente era una Continue reading

Interferencias a la maternidad

interferencias a la maternidadRecuerdo que durante mi primer embarazo veía el nacimiento como el punto clave: todo cambiaría, era el comienzo de lo desconocido, sería madre. Sin embargo, tiempo después me di cuenta de que el punto de inflexión está mucho antes del parto. También las interferencias a la maternidad.

El crecimiento del cuerpo del pequeño modifica el de la mamá, las hormonas juguetean por su organismo, el cerebro está en plena reforma, los estados de ánimo suben y bajan, las dudas, el miedo, la alegría… De repente, casi sin darse una cuenta, Continue reading